Nivel I

Te enseñaremos los principios básicos de la velocidad eficiente:

  • Ser capaz de buscar tu posición horizontal en el agua, ya que de esta manera tu resistencia al avance será la menor posible
  • Ser capaz de avanzar en línea recta, ya que todo movimiento que nos provoque oscilación del cuerpo, tanto lateral como vertical se traducirá en mayor resistencia al avanza.
  • Propulsarte usando todo tu cuerpo de forma coordinada, para no sobrecargar tus brazos, evitando así el riesgo de lesión.

Si vemos como nada un delfín, observaremos que no necesita mover mucha su cola, que además es relativamente pequeña con respecto a su cuerpo, pero son rapidísimos e incansables, y lo son porque la evolución les ha dotado de una posición horizontal y un cuerpo alargado en forma de torpedo que les permite mantener su dirección de nado sin casi esfuerzo de propulsión.

Si nos fijamos en los campeones olímpicos actuales, comprobaremos que ellos también nadan en posición horizontal, en línea recta y al propulsarse generan la mínima resistencia, y esta técnica está al alcance de cualquier nadador, independientemente de su velocidad.

Sun Yang, batiendo el récord del mundo del 1500.

En este curso, aprenderás a conectar tus brazos con tus caderas, para que los brazos empujen con la fuerza de todo el cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *